Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 3 de abril de 2010

La guerra del alma


Un alma en dos partes dividida,
a un lado, tú, al otro, la batalla,
mi cuerpo pide a voces mi ida,
mientras mi corazón por ti lo calla.

Mi mente flota en una nube oscura,
mi corazón vive la locura de amarte,
si parto hoy, perderé toda mi cordura,
pues sin ti nada vale este estandarte.

Para la lucha he sido creado,
caballero torpe y despiadado,
por ti soy tiernamente amado,
de ti tontamente enamorado.

En mi alma dos certeros guerreros batallan,
a un lado mi sed de sangre, al otro tu amor,
por el control de mi cuerpo se enfrentan,
tal vez ambos mueran, mas aún no hay color.

Mi mente quiere guerra, mi corazón, a ti,
no se a quién obedecer, a mi sed, a ti,
recuerdos de la ultima vez vienen a mí,
cuando empuñé mi espada, cuando te ví.

Mi mente ha caído vencida ante mi corazón,
acaba la batalla, un vencedor se proclama,
mi cuerpo vuelve en sí y recobra la razón,
ahora ya entiende que mi corazón te ama.

Dejo caer mi estandarte y mi arma al suelo,
lentamente me giro y te miro allí con calma,
tu rostro está cubierto tras un lloroso velo,
mi corazón por ti, ganó la guerra de mi alma.

1 comentario:

  1. "En mi alma dos certeros guerreros batallan,
    a un lado mi sed de sangre, al otro tu amor,
    por el control de mi cuerpo se enfrentan,
    tal vez ambos mueran, mas aún no hay color."

    ¿Qué es el amor si no una guerra constante contra uno mismo y contra tu alrededor?
    Magnífico ^^

    ResponderEliminar