Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Una marioneta de la vida más




Unos rayos de sol se abrían paso a través de la persiana de la ventana de su habitación, oía como en la calle la gente había despertado ya, tras levantarse de la cama subió la persiana y se asomó a la ventana. Mirando al cielo vio como estaba encapotado por nubes y una vez mas no era buen día para él. Los pensamientos cada vez eran más abrumadores y uno a uno los problemas iban sumándose a su cabeza, su futuro cada día era más incierto que el anterior y eso le volvía completamente loco, navegaba sin rumbo por el mar de la vida. Cada vez que su mente pensaba le abrumaba con pensamientos acerca de lo que sería de él, veía como cada paso que daba le adentraba más en el abismo, gastos pero ningún ingreso, de haber ingresos, insuficientes... Su cabeza barajaba varias posibilidades pero cada cual era peor que la anterior y de momento asomado en aquella ventana, todo seguía igual su futuro era tan incierto como al principio, con la ventana abierta volvió a tumbarse en su cama tratando de volver a dormir para no pensar pero fue inútil, no podía. Decidió que quizá sería bueno salir un rato asique rápidamente se vistió y salió cerrando la puerta tras de sí... Al abrir la puerta de la calle sintió caer cuatro gotas de lluvia pero no volvió a entrar en casa sino que empezó a andar con paso decidido, las horas pasaban y nada mejoraba... Cada instante de soledad que tenía solo servía para que entre problemas y pensamientos comenzara a venirse abajo, se sentía marioneta de la vida, la misma vida que le vio crecer, aprender a luchar insistentemente, ser fuerte cuando más lo necesitaba a pesar de los palos que recibía... esa misma vida hoy era la que trataba de hundirlo ya mismo.... Una y otra vez le repetían que debía seguir adelante y él sabía que así debía ser... pero ya estaba cansado de luchar, luchar más y más... pero ¿para qué? No dejaba de luchar para no conseguir mejorar nada, todo esfuerzo era inútil pero aún no se había rendido por completo a pesar de que estaba a punto de hacerlo.... En aquellos momentos deseaba volver a la fría soledad de infancia o el oscuro rincón que era para él el lugar en el que se crió, cada vez le apetecía menos salir de casa, una casa que ni siquiera era suya y que no sabía cómo seguir pagando mes a mes... se enfrentaba diariamente a un mismo dilema... ¿que debía hacer ahora? No sabía cómo afrontar lo que le esperaba ni que hacer... si decidía estudiar debía encontrar un modo de pagar el techo en el que se cobijaba de forma que si empezaba a trabajar sufriría un agobio que en pocos días le llevaría a una ruina emocional irreversible durante mucho tiempo y si decidía trabajar sin estudiar debía encontrar un nuevo trabajo por el que le pagarían un sueldo del que apenas podría disfrutar, en cambio si regresara al lugar de donde vino perdería todo lo que había conocido en los dos años anteriores que vivió... y una vez más cada mañana esa famosa pregunta volvía a su cabeza....¿qué debe hacer?¿cómo salir de aquí?¿cómo le manejara hoy el destino?...Cuando en la noche volvía a su cama solo deseaba volver a dormir pues cuando cerraba los ojos todo lo que conocía desaparecía para no volver hasta la próxima mañana.... y cada noche pensaba en que quizá sería mejor no despertar para dejar de ser una marioneta más....

No hay comentarios:

Publicar un comentario